Dentro de la amistad de décadas entre Stevie Nicks y Christine McVie



cnn

A pesar de los diversos problemas personales por los que se conoce a los miembros de Fleetwood Mac, una relación ha sostenido a la banda durante décadas: la amistad entre sus dos cantantes, Christine McVie y Stevie Nicks.

McVie se unió al grupo en 1970 en uno de sus primeros cambios de formación y fue su única mujer durante años. Cuando Nicks se incorporó a la alineación en 1975, los dos rápidamente se hicieron amigos.

Su relación no era de competencia, sino de hermandad: ambas mujeres eran compositoras talentosas responsables de crear muchas de las canciones más conocidas del grupo. Aunque los dos se separaron en la década de 1980 en medio del empeoramiento de la adicción a las drogas de Nicks y la creciente tensión interna de la banda, se reunieron cuando McVie regresó a Fleetwood Mac en 2014.

En un concierto en Londres, poco antes de que McVie se uniera oficialmente a la banda, Nicks dedicó la canción «Landslide» a su «mentor». Hermana mayor. Mejor amigo.» Y al final del show, McVie estaba allí, acompañando a sus compañeros de banda en «Don’t Stop».

“No la quiero nunca más fuera de mi vida, y eso no tiene nada que ver con la música y sí con ella y yo como amigos”, dijo Nicks al Minneapolis Star-Tribune en 2015.

El miércoles, McVie, el «pájaro cantor» del grupo, murió tras una breve enfermedad a la edad de 79 años. A continuación, eche un vistazo a la relación de años de McVie y Nicks como compañeros de banda, mejores amigos y «hermanas».

McVie y Nicks se llevaron bien desde el principio

La historia de la incorporación de Nicks a Fleetwood Mac ya es leyenda: el fundador y baterista de la banda, Mick Fleetwood, quería reclutar al guitarrista Lindsey Buckingham, quien estipuló que sólo se uniría si su novia y músico Nicks también podía unirse. McVie emitió el voto decisivo y el resto es historia.

«Era esencial que me llevara bien con ella porque nunca había jugado con otra chica», dijo McVie a The Guardian en 2013. «Pero me gustó de inmediato. Era divertida y agradable, pero él tampoco tenía competencia. Éramos completamente diferentes en el escenario y escribimos diferente también.

A lo largo de las muchas complicaciones personales de la banda (McVie se casó y se divorció del bajista de Fleetwood Mac, John McVie, y tuvo una aventura con el director de iluminación de la banda, mientras que Nicks tuvo romances accidentados con Buckingham y Fleetwood), fueron fundamentales el uno para el otro.

“Estar en una banda con otra chica que era una música increíble (McVie) se convirtió instantáneamente en mi mejor amiga”, dijo Nicks a The New Yorker a principios de este año. “Christine era un juego de pelota completamente diferente. Le encantaba salir con los chicos. Ella simplemente se sentía más cómoda con los hombres que yo alguna vez.

Los dos se protegían mutuamente, dijo Nicks, en una industria dominada por los hombres: “Hicimos un pacto, desde el principio, de que ningún músico masculino de la comunidad nunca nos faltaría el respeto.

«Yo le diría: ‘Juntos somos una fuerza importante de la naturaleza, y eso nos dará la fuerza para maniobrar en las aguas que tenemos ante nosotros'», dijo Nicks al New Yorker.

El grupo lo consigue pero McVie y Nicks se alejan.

«Rumours» fue el mayor éxito del grupo hasta la fecha cuando se lanzó en 1977. Pero la relación del grupo se estaba deteriorando, con la excepción de la que existía entre McVie y Nicks. Mientras ambos hombres atravesaban rupturas con sus seres queridos, Nicks y McVie pasaban tiempo juntos fuera del escenario.

The Guardian le preguntó a McVie si intentaba compensar el tumulto de la banda con sus canciones en «Rumours», incluida la alegre «You Make Lovin’ Fun» y la alegre «Don’t Stop». Ella dijo que probablemente sí.

A medida que se intensificó el consumo de drogas de varios miembros, la dinámica del grupo se volvió tensa. McVie se distanció del grupo en 1984 en medio de las adicciones de sus compañeros de banda y le dijo al Guardian que estaba «cansada de eso». Mientras tanto, Nicks se estaba volviendo adicto a la cocaína.

McVie le dijo a Rolling Stone ese año que se había distanciado de Nicks: «Parece haber desarrollado su propio mundo de fantasía, de una forma u otra, del que yo no soy parte». No socializamos mucho.

En 1986, Nicks fue al Centro Betty Ford para tratar su adicción, aunque luego se volvió adicta al Klonopin, lo que, según ella, le costó años. Dejó los medicamentos recetados en la década de 1990.

Después de grabar algunos trabajos en solitario, McVie regresó a Fleetwood Mac para su álbum de 1987 «Tango in the Night», y dos de sus canciones de ese álbum, «Little Lies» y «Everywhere», se convirtieron en grandes éxitos. Pero Nicks dejó la banda poco después, y la formación más conocida de la banda no se reunió oficialmente hasta 1997 para la gira «The Dance» y el posterior álbum en vivo.

La reunión duró poco: después de que la banda fuera incluida en el Salón de la Fama del Rock & Roll en 1998, McVie dejó oficialmente Fleetwood Mac, citando su miedo a volar y el agotamiento de la vida en la carretera.

McVie regresa a Fleetwood Mac y junto a Nicks

En la década de 2010, después de más de una década de retiro, McVie consideró regresar a los escenarios. Se unió oficialmente a Fleetwood Mac después de llamar al propio Fleetwood y evaluar lo que significaría su regreso para la banda.

“Afortunadamente, Stevie fue muriendo «Para mí volver, como el resto del grupo», dijo al Arts Desk.

En 2015, un año después de unirse a Fleetwood Mac, McVie salió de gira con sus compañeros de banda. La gira con la banda fue agotadora pero divertida, era la primera vez que tocaban juntos en años.

«Sólo estoy aquí por Stevie», le dijo a The New Yorker ese año.

Nicks estuvo de acuerdo: «Cuando salimos a la carretera, me di cuenta de lo gran amiga que había sido, que había perdido y no me había dado cuenta de todas las consecuencias de eso hasta ahora», coincidió Nicks, le dijo al Minneapolis Star-Tribune en 2015. .

Durante esa gira, McVie usó una cadena de plata que Nicks le había regalado: una «metáfora», dijo McVie al New Yorker, «de que la cadena de la banda nunca se romperá». Al menos no por mí. Aún no de mi parte.

McVie le dijo al Arts Desk en 2016 que ella y Nicks eran «mejores amigos ahora que hace 16 años».

La gira con Buckingham y Fleetwood podría volverse rápidamente tumultuosa para Nicks, dijo McVie, debido a su historia compartida. “Pero conmigo ahí, le dio a Stevie la oportunidad de recuperar el aliento y no tener esa cosa constante con Lindsey: su hermana había regresado”, dijo.

Sus elogios mutuos continuaron: en 2019, McVie dijo que Nicks era «simplemente increíble» en el escenario: «Cuanto más la veo actuar en el escenario, mejor creo que es». Ella mantiene el fuerte.

Sin embargo, al final de su gira 2018-2019, sin Buckingham, quien fue despedido, la banda «se separó», dijo McVie a Rolling Stone a principios de este año. Añadió que no habla con Nicks con tanta frecuencia como cuando filmaban juntos.

En cuanto a una reunión, McVie le dijo a Rolling Stone que si bien no estaba descartada, no se sentía «físicamente lista para hacerlo».

“Estoy empezando a tener los dientes un poco largos aquí”, dijo. “Estoy muy feliz de estar en casa. No sé si algún día querré volver a hacer una gira. Es un trabajo realmente duro.

La noticia de la muerte de McVie conmovió a Nicks, quien a escrito que había descubierto que McVie estaba enfermo sólo unos días antes. Llamó a McVie «el mejor amigo del mundo desde el primer día de 1975».

En sus cuentas de redes sociales, Nicks compartió una nota escrita a mano que contiene la letra de la canción «Hallelujah» de Haim, algunas de las cuales tratan sobre la angustia y la pérdida de un mejor amigo.

“Nos vemos del otro lado, mi amor”, escribió Nicks. «No me olvides, siempre, Stevie».

Entradas relacionadas